dijous, 17 d’octubre de 2013

MOVIMIENTO CIUDADANO

Pasadas las 11:30 de hoy, Albert Rivera, Juan Carles Girauta y Antoni Asunción, presentaban, en las instalaciones del NH Eurobuilding de Madrid, la plataforma Movimiento Ciudadano. Un documento que refleja las directrices genéricas del proyecto y refleja en el redactado cierta tendencia a la improvisación o urgencia por generar tendencia. Vayan ustedes a la web y entren a la explicación del movimiento. Nada.

Aplaudo cualquier movimiento que pretenda movilizar a la ciudadanía a través de la independencia, el reconocimiento transversal de la sociedad y su libertad de expresión y participación directa. Dicho esto, y a modo de primera impresión, creo que no se dan dichos supuestos en esta iniciativa. Vayamos a realidades: Albert Rivera ostenta la presidencia del partido C’s (ciudadanos), Juan Carles Girauta es abogado, periodista y muy cercano al mismo partido y Antoni Asunción, ex ministro socialista de interior, el pasado verano participó en la escuela de C’s o en el 2011, según El Mundo, pretendía crear un nuevo partido político (que en el momento de escribir estas líneas no soy capaz de recordar si llegó a ser realidad).  

A tenor de lo expuesto parece necesario precisar que lo que hoy ha nacido es un movimiento en formato encuesta para la posible expansión del partido de Rivera en el ámbito nacional. Todo muy lícito, democrático y posible. Pero, ¿independiente y ciudadano (concepto, no nombre) cuando quienes toman la palabra forman parte, o se mueven en el entorno, de un partido político? ¿Transversal cuando dicho partido tiene líneas claras de actuación? ¿Con libertad de expresión o participación cuando el manifiesto ya está redactado? (ha habido participación real de ciudadanos plurales y verdaderamente libres? Alguna votación al redactado?) Pues parece ser que las únicas respuestas deben ser negativas. No, no y no. Ante los datos, absoluto respeto a la iniciativa, pero nada nuevo más allá de un partido político con intenciones de aumentar poder generando falsas expectativas a la ciudadanía y tergiversando conceptos.

Regresando al manifiesto de titulares que muchos, sin lo antes reflejado, podríamos firmar, me propongo hacer una lectura en clave catalana. Parecen remarcables algunos aspectos. El documento aparece encabezado con un “ciudadanos españoles”. Independentistas excluidos ya. Los nacionalistas deberían pensárselo mucho: un “que ponga en riesgo nuestro futuro unidos” en manos de ciudadanos (partido, no concepto) el significado del término "unidos" es bien conocido. Y acabamos este recorrido con dos diamantes que ante el proceso abierto en Cataluña sorprende hayan sido aceptadas: 1.- “los problemas de la democracia se resuelven con más democracia”. ¿Luego, votamos? responderán muchos. 2.- “en un Estado de derecho, lo legítimo es legal” consecuentemente la legalidad que impide legitimidades no es justa. ¿Les suena eso?

Por cierto que Albert Rivera, político en activo, pida la adhesión a un documento que afirma “la mayoría de ciudadanos ha dejado de confiar en los políticos” es simple y llanamente una burla.

Lo de hoy es un reflejo real de las dudas que genera la expansión de un partido catalán, con líder catalán, en una España que ya dio su parecer a Miquel Roca Junyent y sus intenciones de llegar a presidente del gobierno español a través del Partido Reformista (Jordi Pujol era muy hábil para apartar rivales). Esperaremos pues a ver en que acaba todo. 

3 comentaris:

  1. Be, de moment es una plataforma oberta a altres grups que pot arribar o no a partit politic. Ciutadans no es un partit tradicional i sempre ha dit que calen reformes a madrit. dons es l'hora de moure fitxa.

    ResponElimina
  2. Apreciado Jaime. Lo obvio, a veces, es lo menos obvio. En primer lugar por el simple hecho de querer analizar las cosas desde un punto subjetivo y no objetivo. C's nació en 2006 como una plataforma cívica, resultado del hartazgo hacia una política a espaldas de la ciudadanía y en el que muchos ciudadanos “coincidieron” abierta y pluralmente. Posteriormente este movimiento se convirtió en partido político para "trabajar" desde dentro del sistema democrático y suponer una alternativa y un CAMBIO regenerativo del mismo. La actual ley electoral aprobada por PP-PSOE "exige", entre otras cosas, la firma de al menos el 0,1% de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción a la que pretenden presentarse. Por tanto, no es lo mismo presentarse en un "municipio" que a las "cortes" españolas. Esta modificación que, fue muy "criticada" en su día, resultó ser el blindaje prefecto urdido por PP-PSOE para “impedir” que partidos minoritarios “optaran” a su elección http://www.elconfidencial.com/espana/2011/08/05/psoe-y-pp-se-burlan-de-los-indignados-cambian-la-ley-electoral-para-blindarse-82352.
    C’s clama desde el 2006 (año en que se formó como plataforma ciudadana) por una REFORMA política e institucional donde la “igualdad” y la “justicia” sean el leitmotiv por antonomasia. En 2011 cuando PP-PSOE “blindaron” la participación democrática impidiendo a pequeñas formaciones “presentarse” y optar por la pluralidad, estaban “defenestrando” la democracia a un pozo oscuro y muy lúgubre. C’s clama y sigue clamando por la “creación” de una ley electoral justa en Catalunya, ¿no han tenido tiempo después de 30 años?, defendiendo, entre otras cosas, la circunscripción única.
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/11/21/catalunya/1353520097_017786.html
    Lo mismo que se pide para España en su conjunto.
    ¿Esto beneficia a C’s o a la pluralidad democrática? pregunte a los que han impedido durante 30 años la democratización catalana, ¿también roba España en esto?,¿ERC ha propuesto en algún momento la democratización catalana? ¿? Respóndase a sí mismo…
    Dicho esto, ¿cómo se consigue el 0,1% exigido? ¿por arte de magia? o simplemente fomentando la participación del pueblo español, insisto, respóndase a sí mismo… hay algunos que NO tenemos ni la financiación ni la complicidad de ningún colectivo… ¿si?.
    Miedo, yo veo mucho miedo a que un grupo de ciudadanos alcen la mirada y se propongan regenerar el Estado Español de abajo a arriba (como tiene que ser) dando por finiquitado prebendas, amiguismos y otras lindezas que han “provocado” que el actual sistema democrático quede relegado a la burda manipulación de cuatro malversadores políticos. ¿Democracia? por supuesto, por encima de todo, así que no me hable de eufemismos cuando haga referencia a que “lo legítimo es legal” pues el pueblo español está supeditado por igual a unas leyes que garantizan, entre otras cosas, la igualdad y el “mismo” trato para todos. ¿Reforma fiscal? ¡POR SUPUESTO! pero para TODOS los españoles no para un sector determinado, y para ello no hay nada mejor que marcar las pautas de un sistema “IGUALITARIO” representado por la misma esencia de la igualdad, el FEDERALISMO, sí, con mayúsculas y nada de Federalismo Asimétrico (contradicción en sí mismo) ni de Autonomismo Diferencial (más de lo mismo). (Oscar)

    ResponElimina
  3. No dejes que las nubes te nublen la visión. Tus comentarios no son objetivos y llega, practicamente, al ridiculo. El decir que el documento es "Nada" suena a cabro intenso por algún motivo. Este movimiento ciudadano está contra el tinglado politico en el que estamos metidos. Basta de corrupción. Quien no lo vea es que no quiere.

    ResponElimina

Tan sols demano respecte, educació i tolerància.